Olea

Olea

Joyas hechas a mano

El silencio del olivo no es tal, ya que nos canta con el viento y nos regala con su fruto.